El Banco de Semen

La donación de semen de un donante es una de las formas que tienen muchas parejas hoy en dia para poder tener hijos. Y en toda España existen decenas de clínicas donde se puede donar esperma. En estos bancos de semen se congelan y se conservan las muestras que los varones donan de forma voluntaria con fines reproductivos.

La calidad del semen donando ha de ser elevadísima y las características, tanto de la muestra como del donante, están reguladas por ley. A grandes rasgos, para ser donante de semen se necesita: ser mayor de edad, con un historial médico válido donde se refleje que no han tenido nunca ninguna enfermedad infectocontagiosa de ningún tipo, así como pasar convenientemente, por dos veces y con un tiempo entre análisis de seis meses, unas pruebas patológicas que muestren problemas en la salud o en los genes del donante. Solo en el caso que las pruebas sean correctas ambas veces, la muestra de semen se validará para su donación.

Vender semen

Al igual que en el caso de la donación de óvulos, la ley impide el pago por muestras de semen. Sin embargo se permite la compensación económica en función de las molestias que supone para el donante.

Conocer al padre

Tranquilos, la donación es anónima y la ley española ampara al donante, impidiendo a los hijos biológicos ponerse en contacto con el donante, ni solicitar contraprestaciones por paternidad ni nada por el estilo. El receptor no conocerá nunca ningún dato del donante, así tampoco sus descendientes. El donante tampoco podrá conocer la mujer que será receptora de su semen.

¿Qué es un banco de semen?

Un servicio que dan las clínicas de reproducción asistida que permite conservar el semen congelado para ser usado en fecundaciones de óvulos, en fecundaciones in vitro o similares. La mayoría acepta tanto conservaciones particulares (problemas de fertilidad temporal en la pareja, tratamientos médicos que imposibiliten posteriormente la inseminación natural, querer retrasar la edad de ser madre por parte de la mujer,…) como donaciones de gametos por parte de varones, para ayudar a parejas o mujeres solas, que lo necesiten para poder tener hijos.

¿Qué debo saber para ser donante?

Muchas veces nos preguntáis que necesitáis saber para ser donantes de semen y la verdad es que es bastante sencillo, con unas simples preguntas se pueden aclarar todas las dudas:

¿Cuántas veces tengo que ir a la clínica para ser donante? ¿Cuánto tiempo?

Una vez que se entre en el proceso, una vez a la semana, durante un tiempo. Pero si tienes que faltar a alguna cita no pasará nada. Unos 15 minutos será más que suficiente (menos al principio, que las visitas serán algo más largas por cuestiones de que se han de explicar todos los procedimientos y demás.

¿Tengo que tomarme algo?

Por el contrario a la estimulación ovárica, necesaria para la donación de óvulos, la donación de semen no necesita de administración de medicación de ningún tipo, a no ser que se tenga algún tipo de infección tratable que sea recomendable solucionar con medicamentos.

¿Puedo dejar de ser donante cuando quiera?

Una cuestión curiosa es que la ley marca que, en caso de que el donante de semen de lugar a seis embarazos que lleguen a finalización, el donante no podrá continuar donando mas muestras de semen. Pero a grandes rasgos, estos son los casos por los cuales las clínicas podrán dejar de contar contigo como donante:

¿Cómo de sano tengo que estar para ser donante?