Donación de semen en lugar de donación de órganos

Algunos hospitales chinos están promoviendo una campaña en la que instan a los hombres a donar semen, en lugar de órganos… ¡para comprar el iPhone 6! Sí, como lo leen. El furor por las nuevas tecnologías y por estar a la última con los productos de Apple lleva a muchos chinos a vender sus órganos a cambio de dinero con el que comprar el último smartphone de la marca.

En China existe un amplio mercado ilegal de venta de órganos en el que participan sobre todo hombres sin recursos que comercializan sus órganos para poder cumplir su sueño, que en la mayoría de los casos es tener un iPhone 6, un teléfono de última generación.

Esta campaña, que recoge The Guardian en una noticia, la están promoviendo algunos hospitales, y bancos de semen de varias provincias (incluyendo Shanghai, Hubei y Jiangsu) sobre todo a través de las redes sociales, con el lema: “No necesitas vender un riñón…El banco de esperma de Shangai puede hacer que tu sueño de un iPhone 6S sea realidad”. La idea es incentivar la donación de esperma para conseguir el dinero necesario y no tener que vender órganos, como se está haciendo hasta ahora.

En 2011, por ejemplo, un estudiante chino de 17 años obtuvo un poco más de 2.000 euros por la venta de uno sus riñones y con ese dinero se compró un iPhone y un iPad.

Los bancos de esperma pagan a los donantes unos 6.000 yuanes (840 euros aproximadamente) por una cantidad de 17 mililitros de semen. Los requisitos que deben cumplir los donantes son varios: tener una buena salud (no tener enfermedades), tener estudios, ser universitarios y medir, al menos, 1,70 metros de altura.

Con esta campaña, además de intentar reducir la venta de órganos en el mercado negro, también se ayuda a parejas que no pueden tener hijos y tengan que recurrir a bancos de semen para conseguir el embarazo.

Donación de semen para comprar un smartphone

Donación de semen para comprar un smartphone

 

Tags:

Si has estado en este banco de semen anímate a escribir un comentario.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

.