Sobre la donación de semen en los países de Europa

La normativa sobre donación de semen en España presenta algunas diferencias con respecto a otros países europeos. Por una parte, en España se preserva el anonimato de los donantes, situación que no se da en Reino Unido, Suecia y Finlandia, por ejemplo. El problema de esto es que, al no asegurar el anonimato, muchos posibles donantes deciden no hacerlo para evitar hacer pública su vida. De hecho, este es el motivo principal de preocupación para los hombres que acuden a centros de reproducción para donar.

En el caso de Reino Unido, hubo un cambio de legislación al respecto que permitía a los hijos nacidos a través de un proceso de donación de esperma, que al cumplir los 18 años pudieran conocer al donante. Como era de prever, el número de donantes descendió notablemente.

En España, sin embargo, se preserva la identidad del donante, que está protegida por la Ley de Reproducción Asistida de 1988. Éste permanece en el anonimato salvo en el caso excepcional de que, a partir de la donación, el hijo nacido tuviera un problema grave y fuera necesario realizar pruebas al padre biológico. En este caso, la clínica en la que se realizó la donación es la que se pone en contacto con el donante y las pruebas las realizaran los médicos, sin que en ningún caso se pierda el anonimato frente a la familia receptora.

Y también hay países en los que existe una alternativa mixta, es decir, que se ofrece las dos opciones a la familia receptora: la de que el donante preserve su anonimato y la de que se le pueda solicitar su identidad en el futuro. Este es el caso de países como Estados Unidos o Dinamarca. Las familias que quieren tener la posibilidad de poder requerir la identidad del donante en un futuro tienen acceso, como es lógico, a menos donantes, porque son muy pocos los que, pudiendo preservar su identidad, eligen no hacerlo.

Otra de las características de la donación de semen en España es que no existe un registro nacional. Para lo que decíamos anteriormente es una ventaja, sin embargo supone que no se sepa el número exacto de donantes en el país.

En España, además, hay una limitación desde el punto de vista legal con respecto al número de donaciones que cada persona puede hacer. El límite es que cada donante no puede contribuir a más de seis nacimientos. Es decir, que pueden producirse más donaciones, pero el máximo de embarazos que culminan en nacimiento es de seis por donante. También hay algunas clínicas que establecen límites al número de donaciones (no de nacimientos), en torno a las 10-12 por persona.

Tags:

Si has estado en este banco de semen anímate a escribir un comentario.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

.